Pon fin al bloqueo creativo con las Oblique Cards

Te lo has propuesto, por fin. Vas a redactar ese texto que te trae por la calle de la amargura.

Ayer te lo planteaste. Debías ponerte ya. Al fin y al cabo, no va a redactarse solo (al menos, por ahora). Bien, estás delante de ese documento en blanco. Empiezas. Sigues. Bien, no vas mal. De momento, marcha.

Y paras. ¿Ahora qué? ¡Oh, por favor! Llevabas ya medio texto hecho, pero… se fue la inspiración. “Bye, bye, hasta otra”, te dijo. Y tú estás ahí, mirando. Leyendo y releyendo lo que habías escrito a ver si vuelve la musa y consigues acabarlo.

¿Y si te dijera que puedes darle un empujoncito a tu musa y conseguir que vuelva?

Hoy te traigo una forma de acabar con el bloqueo creativo que descubrí hace un tiempo. Decidí, incluso, incluirla en mi curso Hablando En Copy porque sé, de primera mano, que cuando la musa se va y te deja tirada, la desesperación viene cargadita de negatividad.

 

La creatividad no es automática las 24h del día

 

Es cierto. Puedes ser la mujer más creativa del mundo, pero, aun así, tienes momentos en los que la inspiración se esfuma. ¿Sí o sí?

Hay muchos métodos para superar el bloqueo creativo: despejarte, dejar lo que estés haciendo y volver después, salir a correr… Cada una tiene sus truquillos, I know, pero cuando descubrí las Oblique Strategies, supe que tenía que compartirlo contigo.

 

Oblique Strategies: Over one hundred worthwhile dilemmas

 

En 1975, Brian Eno y Peter Schmidt (un pintor británico) decidieron reunir, en una serie de tarjetas, alrededor de 100 frases que ellos mismos utilizaban para romper los bloqueos creativos. 

Cada una de esas frases impulsan el pensamiento lateral. Esto quiere decir que te dan ese empujón que necesitas para poder ver el problema desde otro ángulo y así llegar a una solución diferente a la que llegarías si siguieras haciendo lo de siempre.

Piénsalo. Cuando llega ese temido momento en el que entras en pánico puro porque te quedas en blanco, ¿cómo sales de ahí? Y si es algo que tienes que acabar ya, la presión aumenta y no te sirve el despejarte o dejarlo para otro momento.

Es ahí donde entran estas tarjetas:

  • Sé menos crítica.
  • Quita las ambigüedades y sé específica.
  • Enfatiza las diferencias.
  • Recuerda: 1 idea en cada momento.
  • ¿Qué partes pueden unificarse?
  • ¿Cuáles son las secciones y su orden?
  • ¿Qué contexto iría bien aquí?
  • ¿Cómo se lo explicarías a tus padres?
  • ¿Qué errores cometiste tú?
  • Haz lo último, primero.
  • Ve unos pasos hacia atrás. ¿Qué más hubieras hecho?
  • En lugar de cambiar eso, cambia el mundo que lo rodea.

Hay varias webs, como por ejemplo esta, que te las van mostrando cada vez que refrescas la página y la verdad es que me tienen enganchadísima (lo único que están en inglés).

Como ves, aunque fueron redactadas por un músico y un pintor, pueden utilizarse hagas lo que hagas y te dediques a lo que te dediques.

 

Así funcionan

 

Imagínate que estás redactando ese texto del que hablábamos al principio del artículo y te quedas a mitad o, bueno, mira, piensa que lo has acabado, pero no te gusta cómo te ha quedado.

Es el momento. Te vas a la web en la que salen de forma aleatoria y te sale:

 

Recuerda: 1 idea en cada momento.

 

Bien, ya sabes qué hacer. Vuelves a leer el texto con una mirada nueva. ¿Cuál? Esa que te dice que te fijes si has mezclado varias ideas en un mismo párrafo, por ejemplo. “¡Anda! Uf, este párrafo no se entiende. La idea no está clara. Voy a ver cómo lo reescribo.”

 

Enfatiza las diferencias.

 

Vamos, inténtalo. Puedes sacar las tarjetas que quieras. Si intentas una y ves que no te funciona, saca otra. La idea es que pruebes y no te quedes quieta. Que avances.

 

Conclusión

 

Todas pasamos por momentos en los que nos sentimos “espesas” y notamos que la creatividad no fluye. Tener recursos para desbloquear esa creatividad y que todo empiece, de nuevo, a fluir, es necesario y se agradece.

Pasas de un “uuufff” a un “¡oh!” y eso te da la vida.

Merece la pena tener en cuenta estas tarjetas y ponerse la web en favoritos para tenerla a mano, ¿no crees?

 

 

¿Conocías estas tarjetas? ¿Te gusta la idea? ¿Vas a darle una oportunidad? Cuéntame todo lo que quieras en los comentarios. Te espero.

 

 

Post A Comment