De Copywriter a Transformadora de marcas (y Diseño Humano)

agosto 14, 2018

 

 

Este es, probablemente, el artículo más personal que haya escrito hasta el momento, pero una compañera copywriter, Stasa, me hizo varias preguntas por privado y he decidido hacer un post con las respuestas porque creo que tú también tienes preguntas parecidas.

 

Es completamente normal.

 

Empecé como copywriter hace 2 años y la tinta corre por mis venas desde que era pequeña. Adoro escribir. Me relaja. Me motiva. Me ayuda a mantenerme “cuerda” (no en plan “si no escribo, enloquezco”, sino que cuando mi cabeza está a petar de problemas o me duele el pecho por ansiedad, escribo como si no hubiera un mañana y descargo todo lo que tengo).

 

He tenido muchas clientas y alumnas desde que empecé. Todas ellas increíbles. Sus mensajes improvisados cuando leían los borradores y los textos finales me empujaban a seguir escribiendo y hacían que notase mariposas en el estómago.

 

Así que creo que te debo una explicación por este cambio de rumbo. Por eso, he decidido desnudar mi alma ante ti mediante palabras escritas, que es como suelo desnudarla en mis cuadernos.

 

(Las preguntas que verás son tal y como me las hizo Stasa porque creo que van directas al grano).

¿Por qué tu foco ya no está en el copywriting, sino en el branding?

Me formé con una de las mejores copywriters de España, Rosa Morel. Gracias a ella descubrí que podía vivir escribiendo para los demás y eso, para mí, era como decir, por fin, que podía vivir de mi pasión. No era cuestión de que se me diera bien o de que probase a ver qué tal. Era MI PASIÓN. 

 

SI COMPITES POR PRECIO, LA HAS LIADO. SOLO TE QUEDA BAJAR LOS PRECIOS

 

Hay muchos negocios que piensan que son como los demás y bajan los precios al máximo para vender.

 

Los hay que saben que son diferentes, pero no saben por qué y también bajan los precios porque “el mercado manda”.

 

Y los hay que saben que son diferentes, saben por qué, pero no saben expresarlo y también bajan los precios porque piensan que es la única manera de tener clientes y llegar a fin de mes.

 

MI LEMA EN VERSIÓN CORTA: CADA MARCA ES ÚNICA

 

Desde que empecé en septiembre del 2016 y cerré mi web a los 3 meses de estar en el mercado, mi foco fue (y sigue siendo) demostrar que cada marca es única, increíble y auténtica y que puede diferenciarse de las demás y atraer a los clientes correctos por el simple hecho de ser como es.

 

1ª parada: Escritura terapéutica + copywriting

 

Pasé por un proceso personal muy intenso que me permitió empezar a escribir desde mí misma, sin miedo, decidida y mostrándome tal y como soy. Fue entonces cuando empecé a mezclar copywriting con la escritura terapéutica para hacer lo mismo con aquellas clientas y alumnas que preferían hacerlo ellas mismas en lugar de delegar.

 

Quería ayudarlas a quitarse los miedos a mostrarse porque ese era el primer paso para hablar desde una misma y dejar de hablar como todos los demás.

 

Vi que no era suficiente y que no tenía la preparación correcta para hacerlo y seguí recorriendo mi camino de demostrar que cada marca es única. Porque SÍ, lo es. Que nadie te diga lo contrario. Solo por el hecho de tenerte a ti detrás de ella ya es única y perfecta. Así es como llegué al branding.

 

2ª parada: Branding + copywriting

 

Creando una marca con fuerza, auténtica y diferenciada desde el inicio (o antes de redactar los textos), sería más fácil expresar con palabras todo lo que esa marca era para que los clientes, DE VERDAD, lo vieran, lo sintieran y se sintieran atraídos por ella.

 

Me formé en Creación y gestión de marcas y me especialicé por mi cuenta en estrategias de diferenciación. Esto último era clave para mí.

 

No me bastaba con crear una marca sólida, coherente y fuerte, quería que la persona de detrás de la marca comprendiera y viera que no había ningún negocio como el suyo. Que era diferente, tenía ventajas competitivas y que era capaz de comunicarlo a sus clientes con franqueza, fuerza y confianza.

¿Por qué esa decisión, con lo bien que redactas?

Bien, la versión corta pre-Diseño Humano es porque, desde mi punto de vista, solo con copywriting no era (ni es) suficiente.

 

Verás, existe la creencia de que con tener un buen copy en la página de venta de turno ya es suficiente. Gracias a Dios, cada vez hay más negocios que se dan cuenta de que no es así, pero la tónica general es esa.

 

Muchos (MUCHOS) negocios no comprenden todavía que para que el copy surja el efecto que se espera de él tiene que respirarse en cada sección de la web, en cada email de venta, en cada newsletter, en cada página de venta, en cada webinar, en cada publicación en redes, en cada propuesta, presupuesto, artículo…

 

(Y algunos que sí lo comprenden y lo comparten, pero no pueden permitirse invertir en un cambio completo o en tener a un copywriter “en plantilla”).

 

Y aun invirtiendo en un copy completo, si no tienes bien definido a tu cliente, tu marca no es sólida, coherente y auténtica desde la base, tu producto o servicio no está creado pensando en las necesidades reales de tu cliente, no se diferencia de los demás servicios o productos de la competencia (y mil cosas más), el copywriting tampoco funcionará como esperas que lo haga.

 

Podrá funcionar en un momento concreto y tener un pico de ventas, pero no de forma sostenida. (Ya te digo, esta es mi opinión).

 

¿Por el tema económico?

 

Ay, tema MONEY. Aquí entramos en arenas movedizas, pero me voy a mojar.

 

Seguramente habrás escuchado “o eres diferente y lo demuestras o eres barato”. Pues el mundo del copywriting no es diferente. (Y justo eso me reafirma en lo que te he dicho más arriba).

 

Hay muchos copywriters buenos ahí fuera. Muchos. Sin embargo, y por lo que yo veo, la mayoría tienen miedo. Miedo a ser caro, miedo a no saber defender sus precios.

 

Conclusión: bajan precios.

 

Además, con especializarse tampoco creo que sea suficiente. Muchos están especializados por nicho, otros por tipo de copywriting, otros unen el copywriting a algún tipo de marketing (gestión de redes sociales, creación de funnels…).

 

Y ojo, que me parece genial. Es un gran paso. Pero no creo que sea suficiente porque, aunque estén especializados, la mayoría habla igual que los demás.

 

 

Y si un copy redacta igual que todos los demás, habla como todos los demás…, ¿qué mensaje está lanzando al mercado? ¿Cómo va a integrar a voz del cliente? ¿Cómo va a escribir desde su cliente?

 

El miedo y la inseguridad hacen que bajen precios, por lo que si quieres llegar a tu cliente, o te diferencias de forma brutal o bajas también los precios.

 

Y yo me negaba a bajar los precios. De vez en cuando hacía packs especiales, sí, pero como norma general, no los bajaba (y tampoco eran desorbitados).

 

MIS MOTIVOS

 

1º. No podía permitírmelo.

 

Los copys también pagamos facturas, tenemos niños, alquiler (y algunas estamos solteras, por lo que somos la única fuente de ingresos de la familia).

 

2º Si los bajaba, necesitaba más clientes para generar lo mismo.

 

Si trabajaba más, el motivo fundamental que me llevó a emprender que era (y es) poder pasar más tiempo con mi hijo y estar disponible para él, se iba al traste.

 

3º El buen copywriting no está pagado.

 

Análisis de mercado, análisis del cliente, investigación, pruebas del producto… Todo el proceso anterior a la redacción y que ES NECESARIO para que el copywriting funcione no está (ni por asomo) pagado con los precios que hay hoy en día en el mercado “general”, por lo que bajarlos hubiera sido un medio suicidio.

 

¿Por los beneficios con los que te quedaste al descubrir el diseño humano?

 

Aquí ya empieza mi transformación (y podría tirarme horas, así que intentaré ir al grano. I promise.)

 

Bien, como has podido comprobar, mi única meta era (y es) demostrar que cada marca es diferente, única y perfecta tal y como es. Que por el solo hecho de ser ya es diferente a las demás (y si a eso le añades ventajas competitivas, ya es la caña).

 

Por eso, cuando descubrí el Diseño Humano, flipé. Literal.

 

TU GRÁFICO DE DISEÑO HUMANO ES TU HUELLA ENERGÉTICA PROPIA

 

Un mapa de tu personalidad, de tus fortalezas, tus debilidades (que puedes superar) además de mostrarte tu propósito de vida, cómo acceder a tu intuición y mil cosas más que también te iré contando conforme avance en mi viaje.

 

Bien, cuando descubrí mi propósito de vida, cuando descubrí para qué había venido a este mundo, fue cuando comprendí que el copywriting era solo el medio para darle forma a todo el ser de la marca, pero no era el quid de la cuestión. No era el principio.

 

El quid de la cuestión ERES TÚ.

 

Cuando te alineas con tu propia energía, te aceptas, vives desde tu Diseño, todo fluye. La vida fluye. Sabes cómo entrar en las situaciones, sabes cómo hacer que todo te vaya bien, sabes decidir bien, sabes hacia adónde vas y, lo más importante, sabes cómo llegar ahí porque tienes un mapa que te lo dice.

 

Y cuidado, que yo antes no creía en esto. No. Para mí era como oír llover. Lo respetaba, pero ya. ¿Abundancia? ¿Energía? ¿Perdona? ¿Y el trabajo duro, las horas delante del ordenador que nunca acaban, los clientes exigentes, dónde quedan?

 

PERO LO VIVÍ. LO EXPERIMENTÉ EN MI PROPIA PIEL.

 

La vida no tiene por qué ser dura, ni tienes que luchar hasta el agotamiento para llegar a donde quieres llegar. No. Todo puede ser más fácil. Rectifico. Es más fácil. (Pero no estamos ni acostumbradas a ello ni educadas para saberlo).

 

ENTONCES NECESITÉ APLICARLO AL BRANDING

 

Era tal la exactitud del Diseño Humano que necesité descubrir cómo aplicarlo al branding para CREAR, por fin, MARCAS ÚNICAS, AUTÉNTICAS Y, ENCIMA, ALINEADAS CON LA ENERGÍA DE CADA UNA.

 

Yo me decía: si el Diseño Humano te muestra tu propósito de vida, debe haber “algo” que muestre todos los demás elementos del branding. Y así es.

 

En él se esconde tu misión, tu visión, tus valores de marca, la personalidad de tu marca, cómo ofrecer tus servicios, tu diferenciación… 

 

Piénsalo, tu negocio y tu marca alineados contigo, lo que hace que se conviertan en el vehículo que te lleve a conseguir tu propósito de vida. Y lograr tu propósito de vida = éxito, plenitud y abundancia en todos los aspectos de tu vida.

 

Y si a eso le añadimos el análisis de la competencia y del mercado en general… ¿qué tenemos?

 

UNA MARCA ALINEADA CON TU ENERGÍA PERSONAL Y CON EL MERCADO

 

Una marca diferenciada, transformada por completo, potente y única.

Un negocio alineado con tu energía personal, tus fortalezas, tu sabiduría, tus dones, tu talento…

Tú, como persona, alineada con tu energía personal y con todo lo anterior. Imparable. Auténtica. Poderosa.

 

Por fin puedo ofrecer éxito. Por fin puedo decirte que irá bien. Por fin puedo demostrar que cada marca es única de verdad.

 

Y no la marca que tú crees que tienes, sino LA MARCA QUE REALMENTE ES.

 

¿Cómo aplicar el Diseño Humano al copywriting?

 

En eso estoy trabajando ahora 🙂 Hay maneras de hacerlo, pero quiero probar, investigar y estudiarlas primero para ver si funcionan y qué se siente al hacerlo, por lo que, cuando tenga más datos, serás la primera en saberlo 😉

 

 

 

Bien, espero haberte aclarado tus dudas y que hayas podido sentir la energía, la emoción y la felicidad que me provoca el Diseño Humano a partir de la segunda parte de la “entrevista”.

 

Sigo formándome y sigo investigando para darte todo lo bueno que tiene. No voy a parar en el branding. Quiero dártelo todo porque TÚ TE LO MERECES TODO y yo siento la necesidad de compartirlo con el mundo.

 

¿Quieres empezar YA A VIVIR LA EXPERIENCIA? Apúntate al reto gratuito que empieza el lunes. Va a ser brutal. Va a empezar a transformarte la vida.

 

 

 

 

frase

TÍTULO

Accede YA a la masterclass para ver si juegas con ventaja

HAZLO OFICIAL