Diferénciate de tu competencia en solo 5 pasos

mayo 16, 2018

Descubrir lo que hace única a tu marca es uno de los retos más difíciles a los que se enfrenta un negocio. Desde dentro, a veces, es muy difícil saber detectar qué es eso que te hace diferente para poder potenciarlo y tendemos a recurrir a diferenciaciones simples o muy manidas (por lo que no son peculiaridades al fin y al cabo).

Hace unos días, hice un live en mi grupo de Facebook sobre esto porque vi que es donde se atascan muchos negocios y he decidido escribir y hacer un vídeo más… “formal” (dentro de mi formalidad, claro).

Haz clic en el play, si quieres ver el vídeo o sigue leyendo, si te mola más leer 😉

 

DIFERÉNCIATE DE TU COMPETENCIA EN 1-2-3-4-5 PASOS

 

 

1. ENCUENTRA TU SITIO

 

Claro, no podemos diferenciarnos si no sabemos, primero, de qué queremos diferenciarnos. Obvio, ¿verdad? Así que lo primero de lo primero de lo primerísimo es investigar a nuestra competencia.

Y cuando digo investigar, me refiero a hacerlo BIEN:

  • ¿Qué ofrecen?
  • ¿Cómo lo ofrecen?
  • ¿Cuál es su púbico?
  • ¿Qué promesa hacen?
  • ¿Qué precios tienen?

 

2. CONOCE A TU CLIENTE

 

Sí, conocer, pero conocer en profundidad. No me vale que me digas que tiene de 25 a 35 años, que vive en un pueblo y que le gusta lo artesanal.

No.

Quiero emociones, deseos y motivaciones.

Por ejemplo:

  • ¿Qué actitud tiene frente a la vida?
  • ¿Qué expectativas tiene?
  • ¿Qué problemas tiene ahora mismo?
  • ¿Sabe que su problema tiene solución?
  • ¿Qué espera de esas soluciones?
  • ¿Qué opina de su problema?
  • ¿Cómo le afecta?
  • ¿Qué miedos tiene?

 

Es difícil, sí, pero es necesario, así que profundiza todo lo que puedas.

 

3. Tira de insights

 

Pero… espera…

¿Qué son los insights?

Es pasar toooda la información que has recogido en el paso previo a la voz de tu cliente. Es decir, si hemos averiguado que Susana tiene X problema y sabe que tiene que poner remedio, qué consecuencias tiene ese problema y los miedos que tiene que le impiden solventarlo, solo necesitamos ponerles voz “real”.

En el vídeo te doy un ejemplo, pero la estructura sería algo así:

Sé que tengo que … (poner remedio a X problema), que… (consecuencias del problema), pero cada vez que intento (dejarlo, hacer Z, leer Y), me… (sentimientos y consecuencias de intentar remediarlo y no poder).

Con esto lo que conseguimos es hablar en el mismo idioma que nuestro cliente. Tienes que ir con cuidado porque no debes caer en la tentación de utilizar tus propias expresiones o palabras. No. Tiene que ser la voz de tu cliente la que salga reflejada de este ejercicio para que, de verdad, cause el efecto que esperas: conexión con él.

 

4. CONOCE TU PROPÓSITO

 

Sí, tu propósito. ¿Cuál es tu razón de ser? ¿Qué te mueve por dentro? ¿Qué quieres para tu cliente? ¿Por qué?

Responde a esas preguntas y, después, contesta a esta: ¿Cómo va a afectar tu propósito a la vida de tu cliente?

Bien, aunque ahora no lo veas, tener clara esta parte te ayudará a defender tu postura, a hacerle ver a tu cliente la importancia de tu solución y a conectar de forma más profunda con él. No estás haciendo esto por dinero sino que tienes un motivo más grande. Díselo.

 

5. TEN CLARA TU PROMESA

 

La promesa también es una parte importante en tu diferenciación como marca. ¿Qué le estás prometiendo a tu cliente? ¿Un resultado? ¿Una experiencia? ¿Un saber hacer? 

Muchas veces, la promesa es el objetivo o resultado final (en el vídeo, hay un ejemplo), pero puede ser un proceso o una forma de conseguir ese objetivo (ya que el objetivo puede conseguirlo de otras maneras con tu competencia).

Cuando tengas clara tu promesa, hazte estas preguntas de cara a tener toda la información lo más clara posible:

  • ¿Cómo va a ayudarte tu propósito a cumplir esa promesa?
  • ¿Cómo se va a sentir tu cliente con esa promesa?

Y sobre todo, si prometes algo, cúmplelo. No mientas. En mi casa siempre me enseñaron a no prometer cosas que no pudiera cumplir. Bueno, mi madre también me decía que ella solo da su palabra porque la gente rompe las promesas y que su palabra era mucho más, pero eso ya va con la persona.

Total, promete algo que puedas cumplir y con lo que tu cliente sueñe.

 

FINALMENTE…

 

Cuando ya tengas toda esta información supermegaclara, te tocará poner especial atención en todos los puntos de contacto con tu cliente:

  • Web.
  • Redes sociales.
  • Reuniones con clientes.
  • Eventos.
  • Packaging.
  • Emails.
  • Checkout.
  • Mensajes.
  • Etc.

 

Pero, ¿por qué poner atención allá donde te cruces con tu cliente?

 

Pues porque tu promesa, tu propósito, los insights y tu diferenciación tienen que estar presentes en todos ellos.

 

 

Y ahora, dime… ¿tienes idea de lo que te hace diferente? ¿Conoces de verdad a tu competencia? ¿Qué insights has descubierto?

 

Te espero en comentarios 😉

 

 

 

 

 

frase

TÍTULO

Accede YA a la masterclass para ver si juegas con ventaja

HAZLO OFICIAL