Deja de limitar tu marca y empieza a conocerte

abril 11, 2018

“Se supone que tengo que escribir sobre…”.

“Se supone que tengo que publicar X veces al día en Facebook”.

“Se supone que tengo que compartir (…) con mis seguidores”.

“Se supone que (esto)”.

“Se supone que (lo otro)”.

“Se supone que (todo lo demás)”.

 

¿Tú no estás cansada?

 

Nos encabezonamos en hacerlo todo bien y como “se debe hacer”, pero ¿y qué pasa con nosotras? ¿Qué pasa con nuestra esencia, con lo que somos y con lo que queremos?

¿Dónde ha quedado lo que soñábamos, lo que nos gustaba, lo que nos ardía por dentro…? ¿Dónde?

Cuando empezamos a pensar en tooodo lo que debemos hacer y en cómo se supone que debemos hacerlo, dejamos de sentir. Dejamos de ser. Dejamos de vivir.

Puede que te suene heavy, pero cuando empiezas a fijarte demasiado en lo que está visto que funciona, empiezas a limitar tus formas, tu esencia y tu yo más tú (jajaja parece un trabalenguas).

 

Ese gran pensamiento que limita tu marca

 

 

Las estrategias probadas funcionan, pero adáptalas a ti

 

No permitas que esas estrategias dicten cómo te comunicas ni cómo te relacionas. No dejes que esas estrategias que otros (que no son tú) dicen que funcionan se implanten a rajatabla en tu negocio.

Mira más allá de las estrategias en sí: ¿Para qué son?

¿Son para ganar visibilidad? Vale. No te fijes en lo que otros comparten (o sí, pero no te lo tomes como la verdad absoluta) y piensa qué quieres compartir tú, qué te gustaría que los demás supieran de ti o tu negocio, qué tipo de relación quieres fomentar, con qué te sientes identificada, de qué hablarías durante horas…

Porque cuando te obsesionas con las estrategias, la creatividad deja de fluir. Pones barreras y límites mentales a lo que tú quieres porque “se supone que” debes hacer otra cosa.

Y esa otra cosa no eres tú.

Párate y piensa. Porque puedes compartir y hablar de mil temas que esos “otros” no comparten y que te identifican más que ese tipo de publicaciones.

Porque aunque tú pienses que eso que se te está pasando ahora por la cabeza no tiene nada que ver con tu negocio, sí tiene que ver. Porque tú eres la que está detrás de ese negocio. Eres tú con la que tus clientes deben sentirse cómodos.

 

Ejemplo (personal)

 

Así llegué yo a este tipo de vídeos. Con mucho miedo e incertidumbre. ¿Grabaré vídeos sobre copywriting y branding? Seguramente. Pero no todos van a ser sobre eso porque no quiero que te encasilles en fórmulas o teoría. También quiero moverte por dentro, motivarte y darte alas para que te sientas segura con lo que tú eres.

Quiero compartir contigo TODO lo que soy. Con mis reflexiones, mis divagaciones y mis confesiones.

Porque esta soy yo, así quiero que me veas (porque es como me ven mis clientas) y así es como quiero que me recuerdes.

(Y aunque pueda sonar a ego (ese fatal ego del que todas huimos), no lo es. Y eso me lleva al siguiente punto).

 

Si quieres que tus clientes se enamoren, deja que te conozcan

 

Te lo he dicho antes y te lo digo ahora: Si detrás de tu negocio estás tú, ¿qué mejor que se enamoren de ti?

Pregúntate qué es lo que te hace diferente, pregúntate qué quieres que tus clientes sepan sobre eso, sobre ti y sobre tu negocio y lánzate.

 

¿Y cómo pueden llegar a enamorarse de ti?

 

Conociéndote sin filtros, sabiendo de qué pie cojeas y viendo todo lo que tú eres.

En el caso de los equipos pasa lo mismo. La marca debe destacar por ella misma, por su personalidad, sus valores, sus sueños, pero también por el equipo humano que está detrás (sobre todo si es un negocio pequeño o mediano).

Las personas compramos a personas y a marcas con las que conectamos. Y esa conexión es puramente emocional. ¿Los servicios no cuentan? No es eso, claro que cuentan, pero esos mismo servicios los están ofreciendo otros profesionales y, posiblemente, a menor precio. ¿Por qué deberían quedarse contigo?

Porque los tienes locamente enamorados de ti y de tu negocio. Y esto se consigue siendo tú siempre y en cada momento que os encontréis, sea donde sea (blog, redes, email, web, eventos…).

 

“Se supone que” esta es la conclusión

 

Y ¿dónde nos lleva todo esto? A que no debes dejar de ser tú para que tus estrategias funcionen y a que una marca debe saber cómo es, qué tiene y por qué es diferente para saber por qué camino tirar y cómo transmitir todo su potencial (en eso yo puedo ayudarte).

Cada marca es única y como tal debe dejarse ver. ¿Compartir en redes sociales? Sí, pero a tu manera y lo que tú sientas que te identifica más.

Piensa en tus seguidores y clientes y busca esos puntos de conexión que sieeempre existen entre tú y ellos y dale fuerte.

 

 

 

¿Y tú qué me cuentas? ¿Sigo con este tipo de vídeos o mejor me meto en una cueva ahora mismo? ¿Eres de las que, como yo, se bloquean y agobian porque no quiere hacer lo que todo el mundo hace, pero no sabe por dónde tirar?

Cuéntamelo todo en los comentarios.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

    3 comments

  • Cristina Piriz abril 12, 2018
    Reply

    Genial María! Me ha encantado y me llega justo en el momento que lo necesitaba. Yo también he pasado (y estoy pasando) una epoca de mucha reflexión y me hago muchas preguntas como las que mencionas en el vídeo.
    Muchas gracias por compartir y un abrazote!
    Cristina

    • María Bolívar abril 12, 2018
      Reply

      ¡Hola Cristina! Nos empeñamos en lo que debemos hacer porque otros lo hacen y nos olvidamos de reflexionar, así que disfruta de este periodo de reflexión que estás viviendo y sal más tú que nunca ❤

  • Dolors Masdeu abril 12, 2018
    Reply

    Yo para Navidad me pido una María!! Me encanta tu frescura,tu honestidad y sobretodo tus carcajadas. En especial al emprender tropiezas con “ aventajados” que te “ sugieren” todo lo que hay que tener: Facebook, Twitter, Instagram, YouTube, Web,blog,…… al final no te da resultado porque tienes mucho escaparate y poco producto que ofrecer con lo que acaba siendo contraproducente porque los pocos que te conocen se forman la idea de que no tienes nada que contar o nada interesante. Porque esto consume muchísimo tiempo y esfuerzo que le restas a lo fundamental que es tunproducto o servicio. Lo primero tener un buen producto o servicio que ofrecer. Invierte en que lo que ofreces tenga consistencia y aporte valor lo demás ya irá llegando.
    Como nombre de la sección yo la llamaria:” LAS PERLAS DE MARÍA “

  • leave a comment

frase

TÍTULO

Accede YA a la masterclass para ver si juegas con ventaja

HAZLO OFICIAL