Estás dejando pasar oportunidades

¿Te ha pasado alguna vez que tienes que hacer algo y acabas haciendo otra cosa? O puede que hayas empezado a hacerlo y, de repente te sorprendes mirando a un punto fijo de la pared.

Y mientras tienes tu mirada fijada en ese punto, piensas en mil cosas que te llevan a otras mil. Y empiezas a darle vueltas a todo. Sí. A todo menos a lo que estabas haciendo.

Yo me he encontrado varias veces en alguna de esas situaciones. Créeme, son más comunes de lo que parece.

¿Sabes por qué pasa y cómo poner remedio?

 

PORQUE TE SABOTEAS

 

Autosabotaje, qué palabra más fea, ¿verdad? ¿Cómo vamos a sabotearnos? ¿En serio? Yes. Nos pasa (y digo “nos” porque a mí también). Es algo inconsciente que lo único que pretende es mantenernos en nuestra zona de confort. Esa zona en la que nos sentimos seguras y a salvo, en la que nada malo nos puede pasar.

Aida, de “Coach de la profesional”, nos explica qué se esconde detrás: el miedo al éxito y el miedo al fracaso.

Todo se reduce a eso. Ya sea que te pueda el perfeccionismo, que esperes hasta el último momento o que no acabes de hacer algo o que empieces a ponerte mil excusas.

Eh, y nos pasa todo a todas. Yo, por lo menos, he estado en esas 4 situaciones más de una vez. Pero don’t worry. Salir del bucle es posible y además de posible, necesario. La cuestión es que si nos dejamos llevar por el miedo, no haremos todo lo que podemos hacer. Y eso no es una opción.

 

Eres buena, eres increíble y muy capaz de conseguir lo que te propongas. Ahora, falta que te lo creas.

 

Y ahora me dirás “nah, si yo sé que puedo, pero a veces es que se me junta todo”. Vale, eso me lo digo yo también y ¿sabes qué? Meeee, ¡excusa!

¿Se te junta el qué? Que sí, que todo se junta y pospones algo y haces otra cosa. Pero resulta que ese algo es más necesario que esa otra cosa. En el fondo, lo sabes. ¿Por qué priorizamos mal? Porque tenemos miedo de hacerlo bien por lo que pueda pasar después.

“Qué va, es que si hago algo, lo hago bien”. Eso es lo que me pasa cuando quiero hacer algo diferente (y a ti también. Y lo sabes). Meeee, ¡excusa!

 

Hazlo, sácalo y mejóralo. Pero sácalo.

(Esto prometo aplicármelo más a menudo).

 

Mira, no somos perfectas y no se espera la perfección de nosotras. Es más, eso SOLO nos lo exigimos nosotras.

 

¿Qué harías si supieras que todo lo que haces, enamora? Genial, pues hazlo.

(Esto último no es mío sino de mi mejor amiga y mentora, Ire Martín.

 

Y tiene toda la razón del mundo. Hazlo. Si no cuaja, no se acabará el mundo. Estudia por qué, mejóralo y vuelve a sacarlo. Si cuaja, te sentirás brillante.

Recuerda lo que te he dicho antes: Eres buena, eres increíble y muy capaz de conseguir lo que te propongas. Imagina que nadie te ve y que todo lo que haces y cómo lo haces llama la atención, cala hondo y deja huella y, of course, hazlo.

 

PORQUE TE FALTA FOCO (POSITIVO)

 

Ay, por favor, el dichoso foco. Muchas veces me he dado cuenta de que el mío lo voy perdiendo por el camino.

“No sé por dónde empezar. Voy a hacer esto. Ah no, aquello. Ostras no, que para hacer aquello, necesito lo otro. Voy a empezar por lo otro”. (Vale, sé que aquí puede que no dijeras “ostras”).

Y cuando empiezas lo otro, “te das cuenta” de que necesitas, primero, algo de más allá. Y así, sucesivamente. Al final, no haces lo que tendrías que haber hecho: empezar a obtener resultados. Punto.

Y ahora, voy a parafrasear a Aida (sí, se nota que la acabo de descubrir y me ha encantado, lo sé):

 

Si te centras en lo que te limita, te limitas.

 

Márcate un objetivo y empieza a tomar acción para conseguirlo. Objetivos pequeñitos, no hace falta empezar por algo grande.

Y vuelvo a decirte, nos pasa a todas. Nos llueven las preocupaciones en todos los ámbitos de nuestra vida y cada una de ellas, te lleva a dispersarte.

No digo que no te preocupes, no podría. Preocuparse es humano y no eres un robot. Pero fíjate una tarea y llévala a cabo.

Yo he descubierto que necesito centrarme en un objetivo pequeño (enviar un email, buscar contactos, redactar x, hacer y) y ver qué necesito para ello porque si me centro en algo grande (obtener resultados x, tener tantos clientes, ser visible en redes sociales…), me agobio y me pierdo.

Puede que a ti te pase lo mismo. Puede que necesites pequeños pasitos para llegar a ese objetivo y que varios objetivos te lleven a un resultado más grande.

 

CONCLUSIÓN: NO ESTÁS SOLA (Y TENGO UN PLAN).

 

Pues vaya conclusión jajajaja Pero en serio, a veces, nos sentimos solas y ya solo eso, nos agobia. No sabemos por dónde empezar, no sabemos cómo empezar y solo sabemos que necesitamos x.

Es el momento de empezar a enfocarte en las pequeñas acciones que te acercarán a tu objetivo y a tomar acción sin miedo al qué dirán, cómo acabará o qué pasará, si lo haces.

Solo empezando, sabrás qué falla (si falla) y podrás buscar cómo mejorarlo. Ya sabes, lo que has escuchado mil veces (que yo lo sé): mejor hecho que perfecto.

¿Cuesta? Sí, pero eres capaz de hacerlo.

 

Por ejemplo:

 

Situación: Quieres sacar un servicio nuevo (acción que derivará en nuevos clientes = gran resultado).

¿Qué necesitas?: Si partimos de la base de que ya has tenido LA idea, necesitarás una página de venta y un email avisando, además de darlo a conocer.

Pequeñas acciones: Redactar la página de venta y el email. Publicaciones para redes sociales.

Bien, pues empieza por una de ellas, pero empieza, sigue y acaba. Sin agobios ni frustraciones.

Y ahora puede que me digas, “pero no sé redactar una página de venta, María”. Meeee, ¡excusa!

Tienes varias opciones y solo tienes que escoger:

  • Mejor hecho que perfecto: la redactas lo mejor que puedas. Recuerda que lo importante es empezar.
  • Prefiero ir sobre seguro: contrata a alguien que sepa redactarla o para que la revise.

Y no voy a entrar en que “si no lo haces es porque no quieres” porque a mí me repatea que me lo digan, pero ¿sabes lo peor de todo? Que muchas veces, tienen razón las personas que me lo dicen.

Hazme un favor y solo EMPIEZA, SIGUE Y ACABA. Si quieres, lo hacemos juntas para asegurarnos.

 

 

* Y ahora te toca a ti: Dime en comentarios si a ti te pasa lo mismo que a mí o yo estoy loca y pienso que sí cuando es que no y qué vas a hacer para empezar HOY para seguir y acabarlo.

 

 

 

12 Comments

  • Dolors Masdeu

    ¡ Pero María! ¿ Desde cuando me espias? 😳
    ¡ Eso me pasa amí día sí y día tambien! 😅
    Lo de fraccionarlo en pequeñas tareas ayuda, es más llevadero. Ahora lo del foco…. ya es otro cantar. Me cuesta mucho y cuando lo consigo y estoy centrada alguien me interrumpe o algo sucede y se rompió la mágia del momento. ¡ También me deben espiar para pillarme en el momento preciso! 🤣🤣

    • María Bolívar

      Jajajajaja estoy en tooodas partes 😉 jajajajaja

  • Esther

    Me ha encantado el post, súper acertado, yo llevo posponiendo la creación de mi nesletter nada menos que un mes, primero necesitaba tener un ebook, irónicamente lo redacté rápido, ay! pero de eso hace ya 3 semanas y es que me pongo a pensarlo y me da un palo que no sea lo suficientemente bueno…. en fin, a ver si esta semana sí 😉

    • María Bolívar

      Pues a por esa newsletter, Esther 😎 Poquito a poco, pero avanzando.

      Cuando la envíes, vuelve y me lo dices (venga, así te comprometes 😉)

  • Jésica

    Sos una genia, creo que es la primera vez que leo tu blog y debo reconocer que me encantó porque es tal cual!!

    • María Bolívar

      Jajajaja gracias❤ Y sí, creo que es un tema del que no se salva nadie 😅

      Un abrazo!

  • Juan Fuente

    Jo, María, por más que leo sobre esto no acabo de aplicarlo. Tuve un momento en que un poquito, pero se paso y voy a salto de nata. Y eso que son objetivos pequeñitos. Ains. Yo no tengo frenos, tengo un tapón. Pero bueno, poco a poco, estamos en procesos…

    Un saludismo

    Firmado: La mujer barbuda

    PD: Te pongo mi wé pero es como no poner nada porque la vi a cambiar toa, toa, toa.

    • María Bolívar

      Venga, poquito a poco, mujer barbuda 😉

      A mí me van bien las listas, eso de ir tachando, motiva 😎

  • Jennifer

    jajajaja que me reí a todo lo que pude, vaya que me sentí super identificada. Definitivamente mi miedo a fracasar me ha hecho que todo posponga porque ¨no es lo suficientemente bueno¨, pero menos mal que lo he descubierto para darle una patada en el culo y mandarlo a volar. Aplicaré lo de las listas y sobre todo me creeré más mi papel de que de verdad tengo un trabajo que hacer y que por ende sí tengo un horario y tareas que cumplir.

    Un abrazo

    • María Bolívar

      jajajaja me alegro de que te hayas reído un rato 🙂 Lo de “no es suficientemente…”, “tengo que hacer x, primero”, “esto mejor no lo hago, de momento, porque no sé” son solo excusas. Voto a favor de esa patada en el culo 😉

  • Esther

    Hola mi nombre es Esther y estoy entrando al mundo virtual a los negocios en internet, la verdad cada que voy explorando mas el internet me doy cuenta que hay muchas cosas por descubrir me encanta leer los testimonios de mujereres emprendedoras de como fueron creciendo en el mundo virtual.

    • María Bolívar

      Hola Esther! Muchísimas gracias por tus palabras y tomarte el tiempo de comentar. El quid es empezar y tú estás en ello, enhorabuena ❤

Post A Comment